Actualidad y ortodoncia

Hoy en día, la ortodoncia cambia al mismo ritmo que lo hace la sociedad. La demanda estética por parte de los pacientes hace que los ortodoncistas nos amoldemos a sus necesidades.

El poder contar con la llamada ortodoncia invisible ha propiciado que muchos adultos, que antes no contemplaban esta posibilidad, se animen a someterse a un tratamiento ortodóncico, ya que nos permite ofrecer a las personas exactamente lo que nos solicitan, a diferencia de los brakets metálicos de toda la vida.

El tratamiento ofrecido por Invisalign es prácticamente imperceptible: los alineadores transparentes ni cohíben ni restan seguridad a quien los lleva durante sus actividades cotidianas (realizar una presentación en el trabajo, acudir a un evento social, etc.). Tanto es así, que ya no tenemos que asociar la ortodoncia a personas jóvenes y adolescentes.

¿Cómo es el tratamiento?

Este tipo de ortodoncia invisible utiliza una serie de alineadores dentales transparentes y removibles, que progresivamente, con su uso, corrigen la posición de los dientes. Los pacientes que se beneficien del tratamiento invisalign no tendrán metales ni molestias, se realiza de manera cómoda y es completamente invisible.

¿Qué diferencias tenemos con los brackets metálicos?

Las diferencias entre brackets y ortodoncia invisible para el paciente son evidentes ya que el sistema Invisalign cuenta con alineadores extraíbles que se los retira para comer y cepillarse. Además, de la estética y la comodidad, las fuerzas que se aplican a los dientes son progresivas y suaves, nada molestas, porque se producen en toda la superficie del plástico.

Eventos y ortodoncia invisible

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo comienza la temporada de eventos más movida de todo el año ya que las buenas temperaturas favorecen todo tipo de reuniones sociales para disfrutar al aire libre. Ya sean comunionesbodas, fiestas o cualquier otro tipo de evento es dificil no tener la agenda repleta de actividades sociales.

Estos alineadores u ortodoncia invisible se cambian cada una o dos semanas aproximadamente con el fin de que los dientes lleguen a la posición final planteada. Por lo tanto, nos da la posibilidad de acudir a ese gran evento, sin contar con esa sonrisa metálica que proporcionan los brackets.

Abrir chat