La ortodoncia es una espcialidad de la odontología que lleva existiendo desde tiempo, pero, gracias a los avances científicos, su eficacia y comodidad ha ido en aumento. Unas décadas atrás, la única ortodoncia disponible era la ortodoncia con brackets metálicos. Afortunadamente, hoy en día contamos con una gran variedad de soluciones para mejorar nuestra sonrisa y evitar problemas bucodentales. Una de estas soluciones es la ortodoncia invisible.

Índice de contenidos

Cómo funciona

La ortodoncia invisible consta de alineadores transparentes de material similar al plástico, que las hace prácticamente imperceptibles a la vista y el tratamiento es personalizado para cada paciente. Para ello, es necesario tomar una impresión digital de sus arcadas dentarias y mediante un sistema informático en 3D se diseñan las férulas, a la vez que se realiza una simulación de las variaciones que se irán produciendo en la corrección de los dientes de forma periódica. El cambio de los alineadores depende del plan de tratamiento y paciente, pudiendo ser entre 7-15 días.

Ventajas

  • Se puede retirar para cepillarnos los dientes, lo que hace mucho más fácil realizar una correcta higiene bucal.
  • Nos la podemos quitar de forma puntual para practicar deporte, una sesión de fotos etc…
  • ¡Nos permite comer sin ortodoncia! La aparatología fija nos obliga en cierta medida a adaptarnos a una alimentación compuesta por alimentos fácilmente masticables, limitando nuestras comidas. Con la removible nos saltamos este paso simplemente quitándonosla a la hora de la comida.
  • Nos da la posibilidad de acudir a eventos, sin contar con esa sonrisa metálica que proporcionan los brackets.
  • No tendrás urgencia, porque no te provocará visitas a la consulta que no esperabas, ya que no te dará poblemas como: llagas, pinchazos, caída de brackets…
  • Revisiones más rápidas y espaciadas en el tiempo sin imprevistos.
  • Los alineadores se ajustan perfectamente a la forma del diente, cada uno se diseña a medida, de forma personalizada.
Abrir chat