Los ataches son pequeños “botones” o relieves que se forman con un material llamado composite (el mismo con el que se hacen los empastes) que se adhiere al diente en un punto concreto y se colocan de forma manual. Esto permite que el alineador se “agarre” mejor al diente para poder llevar a cavo los movimientos necesarios. Es muy discreto y apensa se nota, su tamaño oscila entre 1 y 3 milímetros.

¿Cómo se diseñan y colocan los ataches?

Cada atache tiene una forma y ocupa una superficie determinada. Los más habituales son los rectangulares, pero existen diferentes modelos.

La elección de uno u otro depende del movimiento a realizar y del diente al que se adhiere.

En función de su objetivo, los ataches se clasifican en los siguientes tipos:

  • Rotación: permiten que los caninos superiores e inferiores giren.
  • Extrusión: facilitan la extrusión de las piezas dentales anteriores superiores e inferiores.
  • Enderezamiento radicular: los ataches consiguen que la raíz de los dientes tenga la forma adecuada.

¿Los ataches molestan?

  • No molestan, ni provocan ningún dolor o molestia. Sin embrago, al colocarlos puede haber más roce con las mejillas y algun contacto con los dientes de la arcada opuesta. Aun así, no dificultan ni al hablar ni al comer.
  • Cabe destacar que el atache al ser un complemento para ejercer fuerza, puede hacer que los dientes estén sensibles más tiempo hasta que nos acostumbremos al alineador.

¿Se ven mucho los ataches?

  • Lo que nos llamará la atención a simple vista es que el diente tiene un relieve, siempre de su mismo color. Son accesorios muy discretos y que se note más o menos dependerá mucho del tamaño y del diente en el que esté colocado. Como hemos dicho antes, el material es composite, el mismo con el que se hacen los empastes.
  • En ciertas ocasiones los ataches se colocan también por la parte interna del deinte. No es habitual, pero puede darse el caso.
  • En cuanto al cuidado de los ataches, no hay que destacar nada en especial, no requieren ninguna atención más allá de lavarse los dientes después de cada comida y antes de colocarse el alineador.

¿Qué pasa si se me cae un atache?

  • No es grave. Aunque los ataches se fijan con un cemento especial, muy fuerte, puede ocurrir que algún atache, por fricción o al comer, se caiga. No se considera una emergencia como tal. Lo que debes hacer es ponerte en contacto con la clínica para que ellos te aconsejen que hacer.
  • Cuando un atache ha cumplido su función, el dentista lo retira del diente con materiales especiales para no dañar el esmalte del diente.

En Sonris somos especialistas en ortodoncia invisible, así qué, si tienes dudas o quieres contarnos tu experiencia, deja un comentario. Además, recuerda que puedes contactar con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

Abrir chat